Todo lo que no sabías sobre el gin-tonic

Te contamos las curiosidades e historias más interesantes sobre la ginebra desde nuestra terraza de verano en Sevilla.

El gin-tonic y otros tipos de combinados con ginebra siempre han sido las bebidas más demandadas en bares de copas y terrazas, sin embargo, solían ser compuestos más consumidos por personas mayores. Actualmente está más de moda que nunca y se ha convertido en la bebida mas cool y reclamada tanto por jóvenes como por mayores. 

Hay muchas posibles combinaciones, ya sea en vaso de tubo o copa de balón, con pomelo o pepino, manzana y lima, frambuesas y anís o frutos rojos. Además de con tónica, la ginebra abre un abanico de oportunidades para mezclarse con otras bebidas y refrescos, aunque hoy nos centraremos en el mayor reclamo en bares de copas y discotecas: mitos, curiosidades e historia del gin-tonic.  

La ginebra, de origen holandés, se creó a mediados del siglo XVII por Fran de la Boeel, profesor en la Universidad de Medicina de Lieden. El origen de la ginebra tuvo lugar cuando el profesor intentaba crear un medicamento, concretamente un remedio para paliar las afecciones renales, que consistía en la mezcla de alcohol obtenido de la cebada y centeno con bayas de enebro. El producto comenzó a hacerse popular y, tras la Guerra de los Países Bajos, los ingleses llevaron la bebida a Inglaterra (gin, en inglés) y se fue haciendo aún mas conocida.

En cuanto a la tónica, ésta fue un invento para curar una enfermedad. Jacob Schweppe, joyero y científico aleman, realizó el primer proceso para crear agua con dióxido de carbono, a la que añadiéndole quinina se convierte en tónica. La quinina produce el sabor amargo de la tónica. Su consumo se hace famoso entre los colonos ingleses en zonas de Asia y África, ya que la quinina previene contra la malaria y es capaz de eliminar los parásitos que causan el paludismo. Debido al sabor tan amargo, los colonos comenzaron a mezclar la tónica con la ginebra, lima o limón. Con el paso del tiempo, las cantidades de quinina se han ido reduciendo para que no sepa tan amargo, la dosis es tan baja que ya no cumple su función terapéutica. Podéis estar tranquilos, en nuestra terraza de verano en Sevilla nos encargamos de que el gin-tonic esté en su punto de mejor sabor.

Otras curiosidades sobre la ginebra y la tónica:

  • Filipinas, el país amante de la ginebra. Casi la mitad de producción de ginebra (43%) se consume en territorio filipino.
  • La ginebra se introdujo en España por la localidad de Mahón (Menorca) cuando los soldados ingleses ocuparon la isla en 1702. España es el tercer país que más consume este combinado, después de Filipinas y Estados Unidos.
  • El gin-tonic es uno de los mejores digestivos naturales, acelera la digestión gracias a la conjunción de sabores amargos y dulces.
  • Ginebra, la bebida favorita de la Ley Seca. Durante los años de prohibición de alcohol en Estados Unidos, la ginebra fue la bebida más demandada.
  • Cuenta la leyenda que la ginebra causó la muerte de Scott Fitgzeral, autor de “El gran Gatsby”. Se dice que el escritor bebía ginebra porque era el único alcohol que le permitía tener buen aliento.

Te esperamos en nuestra terraza de verano en Sevilla para que pruebes y disfrutes del mejor gin-tonic de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>