5 cosas que no sabías sobre el ‘Jägermeister’

En las terrazas de verano en Sevilla se ha extendido como la espuma y por algo es la octava bebida espirituosa más consumida en el mundo, el Jägermeister es un amigo, o enemigo,  en las noches de fiesta del verano sevillano y muchos que lo consumen ya lo han tomado como algo rutinario.

Por su popularidad y por las leyendas que lo envuelven, desde nuestra terraza de verano en Sevilla vamos a presentarte una lista con curiosidades sobre este ‘chupito’ que te hará saber al menos lo que esta entrando por tu cuerpo una vez lo pidas en la barra de nuestro bar de copas en Sevilla.

¿QUÉ ES?

El Jägermeister es un licor con una graduación de 35º cuya fórmula es un secreto guardado bajo llave al nivel de la receta secreta de Coca-Cola. Lo único que se ha llegado a conocer es que es una mezcla de 56 componentes naturales destilados y por supuesto no todos aparecen en su etiqueta. Lo que más llama la atención de esta etiqueta es el poema que aparece bordeando la pegatina de su botella.

EL POEMA

“Forma parte del honor de un cazador
proteger y preservar su práctica,
cazar con caballerosidad y honrar al
Creador y sus criaturas”.

Es totalmente cierto y la propia marca lo reconoce, que en sus inicios la bebida fue orientada para los cazadores, y que fuese consumida antes y después de la caza como un ritual. Teniendo en cuenta que allá por 1935 en las noches frías de invierno alemán no vendría mal para entrar en calor, hoy día, el objetivo de entrar en calor sigue siendo el mismo, y la caza para muchos comienza por las noches en nuestra terraza de verano en Sevilla.

MEZCLAS

Aunque sea la propia marca la que recomienda su consumo en chupitos muy fríos, la mente de los consumidores no deja de buscarle utilidades a uno de los reyes de muchas terrazas de verano en Sevilla. Y uno de los combinados más extendidos en este mundo es el conocido como Jägerbomb, que consta de una mezcla entre Jägermeister y Red Bull, a buen seguro es una mezcla explosiva que hace las delicias, o estragos, en las noches de verano en Sevilla en los bares de copas que se atreven a servirlo. En Alemania, su país de origen, es tradición consumir el chupito compartiéndolo con una cerveza.

ANESTÉSICO EN LA II GUERRA MUNDIAL

Durante los años que duró la contienda, esta bebida tomó una popularidad importante dentro del ejército alemán ya que aprovechaban su alta graduación alcohólica para utilizarlo como anestésico para el dolor, además de su parte anestésica era usado como desinfectante, diferentes usos para un mismo fin.

MITOS Y LEYENDAS

Una leyenda urbana importada de su país de origen se preocupa en afirmar que este adquiere ese color tan oscuro debido a que lleva sangre de alce o de ciervo dentro de sus ingredientes secretos. Es cierto que la propia marca lo desmiente ya que la sangre se descompondría durante la creación de la bebida, pero quién sabe…

jager

Lo que si es cierto es que el Jägermeister es un fiel compañero de muchos valientes cazadores que salen cada semana por las terrazas de verano en Sevilla y al igual que en los fríos inviernos alemanes sirve para calentar el cuerpo también entona un chupito casi helado del mismo en las noches de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>